October 30, 2018

January 28, 2018

January 27, 2018

Please reload

Entradas recientes

Sentir con las Entrañas y no con El corazón

August 19, 2018

1/3
Please reload

Entradas destacadas

Mujeres de Color Rosa.

October 30, 2018

 

Comencé el mes de octubre con la premisa de dedicarle mis fotografías a las mujeres que padecen o han padecido de cáncer de mamas, para tal fin necesitaba conversar con chicas que me ayudaran a desenvolver los temas y que a la vez se comprometieran con la causa.

 

Converse con mi amiga Cinthya, una campeona de mi pueblo que se comprometió a darme una mano con las imágenes que mi mente construía día con día, así comencé esta historia de vida que gráfica la historia de muchas familias que pasan situaciones similares.

 

De nuestras pequeñas reuniones nace esta segunda sesión a la que llamé, Sentir con las Entrañas y no con el corazón.

 

Fue realmente un trabajo revelador y muy conmovedor en el cual hice participe a Cinthya y a toda su familia, familia que vivió en carne propia la desesperación de un diagnostico de cáncer, un diagnostico con la fuerza suficiente para  quitarles el sueño por largo rato, un diagnostico que los unió con mas fuerza que nunca.

 

Es de esta historia que nacen fotografías fuertes que tienen la intención de invadir el sentimiento y quizá de incomodar el alma de quien las observa con detenimiento.

 

Fotografías que muestran un mensaje que no necesita ninguna explicación, "Sentir con las Entrañas y no con el corazón":

 

Traté de buscar un doble sentido en mis imágenes, confrontando la sutileza de belleza corporal vrs la belleza interior, esa belleza que alimenta el alma y que nos permite de una u otra manera hacer que nos veamos guapos y elegantes frente al espejo, belleza que se convierte en la fuerza necesaria para salir adelante de situaciones difíciles y agobiantes.

Una familia unida es mas fuerte que una que no lo esta, una familia con Fe y Esperanza que no ha dejado espacio para que el diagnostico de cáncer gane terreno en sus vidas y que todos los días con sus acciones inyectan la fuerza necesaria para triunfar ante las adversidad.

 

Luego viene un Apocalipsis, un momento en el proceso en el que toda mujer se enfrenta si misma;  cuando ella se mira al espejo y cuando se reprocha y reclama todo lo sucedido, un momento en el que se desarrolla una lucha interior por que se enfrenta lo que pasa, lo que viene y lo que sigue.

 

Como enfrentar la vida de ahora en adelante, ese momento que aunque tenga mil colores y cosas buenas siembre de ve en blanco y negro y donde su eje central se visualiza con un triunfo, triunfo que se burla del mal y de la enfermedad, de ahí nace este tríptico: 

Ya en esta etapa se nos unen de otras chicas del pueblo (Nidia y Kattia) ambas pasando por el mismo camino, ambas en busca de esa luz que les devuelva la esperanza y las ganas de vivir, a ellas les dimos la oportunidad de sonreír nuevamente y de hacerlo con mucha naturalidad con ellas develamos sentimientos encontrados y al final se la gozaron sabroso: 

 

Hasta de los medicamentos gozamos como locos y utilizamos los mismos para dar motivo a estas fotografías

 

 Me propuse construir una mascara para gozar con mas fuerza y la pusimos a prueba con estas chicas, la idea es dar una bofetada a tanto prejuicio que se le da a los tratamientos, mismos que son un mal necesario para recuperar la salud siempre y en todo momento, esta es la mascara de las pastillas.

 

Cuando creí que había concluido mi proyecto, me encuentro con que a Cinthya, ha sido invitada a una reconstrucción, gracias a un proyecto denominado Mujeres de Mil Batallas.

 

Realmente cuando ella me hablo del tema, no tenia ni la menor idea sobre que era y de que se trataba el proyecto, por lo que nace en mi una espina y una idea que le traslado a mi amiga, donde básicamente le digo que yo seria feliz si me permite retratar a estas chicas que fueron reconstruidas gracias al proyecto. 

 

Me dan una oportunidad que no pretendo desaprovechar, me invitan a la misma cuna del proyecto, es decir a sus raíces, al lugar donde nació, ya que las generaciones de Mujeres de Mil Batallas se reunirán para disfrutar un café y compartir, momento perfecto para ir a crear mis fotografías.

 

Es acá donde me cuentan que Mujeres de Mil Batallas nace de sueños y de la inspiración de ayudar a estas chicas, cuyo objetivo es dar vida, eso es lo que sucede cuando Doña Lorena y Don Allan se sientan a soñar y se dedican a hacer de sus sueños una realidad:

 

Es la primera vez que veo un apareja en conjunto  soñando despierta y es la primera vez que alguien me cuenta su sueño y el mismo lo tengo delante de mi y lo puedo ver y palpar, ellos son los mejores soñadores que he visto, por que han dedicado todos sus esfuerzos para que esto suceda y para que esto sea una realidad para estas chicas que tanto lo necesitaban. 

 

Me presentan a las mujeres que han sido honradas con la reconstrucción, en ella veo el brillo de sus ojos y puedo corroborar en sus miradas como la vida les ha dado una oportunidad que cada una de ellas habían dejado en el olvido, veo en sus rostros la sinceridad y la dulzura con que miran ese horizonte lleno de fe y esperanza, Mujeres de Mil Batallas, no es un nombre, es una realidad palpable que todo nuestro pueblo debe fomentar y ayudar a crecer día con día. 

 

Este es el resultado de una serie de fotografías hechas con el alma en la mano, donde cada una de estas chicas han expuesto su yo interior y lo han dejado al descubierto para mi, un honor que no merezco - pero que ellas me confiaron.

 

Arriba están Ingrid, Olga, Gabriela y Alejandra

Abajo están Marisol, Ligia, Cinthya y Lorena 

 

Cada una de estas mujeres están luciendo sonrisas, sonrisas que definitivamente están cargadas de sinceridad, nostalgia por el pasado y realidad.

 

 

Prueba de Fuego 

 

Luego de conocer el proyecto y haber conocido a los protagonistas y a las chicas, venia la tarea de fuego, buscar alguna forma demostrar que este proyecto cambia la vida de la gente que toca, a Doña Lorena se le ocurre la gran idea de entregar a cada una un algodón de azúcar y fue entonces cuando logre ver sus ojos deslumbrar y ver ese niño que cada uno llevamos dentro.

 

 

 

Realmente una experiencia muy gratificante, llena de enseñanzas que conmueven hasta lo mas profundo de los huesos, doy gracias a cada participante de este proyecto por que me ha dado la oportunidad de sensibilizar mi alma y mi lente para buscar en cada una de las fotografías que hago una simbología que eduque y llegue a la gente con mas fuerza y determinación.

 

 

 

 

 Me siento honrado con este proyecto y les pido a todos los que alcancen leerlo que lo compartan y en especial que lo hagan suyo para que puedan amar, ayudar y aportar su granito de arena siempre y en todo momento, Mujeres de Mil Batallas debe crecer por el bienestar de Costa Rica y el mundo, nosotros podemos hacer la diferencia siempre. 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags